Actualizado el 23/07/2024

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. Hablemos de criptomonedas

Hablemos de criptomonedas

Escrito por tecnonews el 31/05/2022 a las 18:32:23
1632

Cuando se habla de criptomonedas saltan ampollas. Están los que defiende a capa y espada estas monedas alternativas a las reguladas por los estados y los bancos. También están los que por defender los viejos sistemas financieros –de los que claramente se benefician- tachan las monedas digitales que funcionan con tecnología blockchain de estafa y economía de casino.

 

Lo cierto es que tener una idea sobre el tema se hace complicado, sobre todo por lo enorme que es. Las criptomonedas nacieron como una alternativa a los mercados regulados. En su inicio y mediante la tecnología de seguridad blockchain querían ser una propuesta alejada de las normas del sistema financiero que había llevado el mundo al colapso en 2008. La premisa inicial no era mala: el mundo económico funciona con unas normas que solo unos pocos conocen y que son modificados a la conveniencia de esos pocos. La cultura hacker, por lo tanto, está detrás de las criptomonedas.

 

Desgraciadamente las criptos han degenerado en otra cosa y actualmente cuesta mucho defenderlas. Tocadas por la ética neoliberal más profunda, este tipo de monedas han sido adoptadas por personas que parecen o quieren parecerse a brokers de Wall Street. De hecho, se trata de un mundo muy masculinizado en el cual la extrema derecha trumpista ha puesto ya su patita y en el que el riesgo y no vender –el llamado holdear- son condición sine qua non. Solo hace falta mirar vídeos en YouTube para darse cuenta de quiénes son los llamados criptobros y cuál es su manera de pensar.

 

Al mismo tiempo, el mantra que las criptomonedas son una divisa popular fuera de los márgenes del poder, es ya una falacia. Elon Musk es dueño de una gran cantidad y existen jugadores de deporte profesional –vaya, gente que no es pobre- que cobran con bitcoins. Por otro lado, tampoco podemos afirmar que las criptomonedas escapen a las fluctuaciones más crueles. De hecho, hace algunos días, el valor del bitcoin y etherum –las dos grandes criptomonedas- cayó como difícilmente lo hace una moneda de uso común. ¿Queremos una moneda totalmente desregularizada o la economía también tiene que tener ciertos límites que eviten la quiebra de millones de personas?

 

Asimismo, se dice que la minería de criptomonedas está causando graves problemas de consumo de energía. Esto sin ser falso debe ponerse entrecomillas. Los que critican el producto por su enorme gasto deberían preguntarse cuál es el coste ecológico de un sistema económico monetario como el que tenemos. ¿Cuánto consumen todas las sucursales, bancos o cajeros? ¿Qué impacto tienen las millones de transacciones que se realizan a diario?

 

Las criptomonedas, por lo tanto, tienen muchos inconvenientes, sin embargo, no por ello debemos renunciar a una moneda descentralizada basada en el blockchain.