Actualizado el 26/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. Gadafi y Simoncelli: Que empiece el show

Gadafi y Simoncelli: Que empiece el show

Escrito por Tecnonews el 26/10/2011 a las 19:39:57
2587

Dadnos carnaza!


¿Desde cuándo está establecido que los medios de comunicación informativos sean a la actualidad lo que los programas del corazón son a las vidas de los famosos? ¿Donde se metieron las grandes cadenas de nuestro país el código deontológico que rige su profesión?
Pondremos dos ejemplos de ello que en las últimas horas han impactado sobre nuestra sensibilidad. Con ellos, ya avanzamos, nos damos cuenta de que la violencia es en realidad una construcción que nada tiene que ver con la gravedad de las acciones.
 

Primera escena: El corredor de motos Marco Simoncelli murió hace pocos días como consecuencia de un accidente encima de su dos ruedas. Una triste noticia, la de un joven con futuro prometedor. Lo más impactante de todo es como los medios sin atender a daños morales ni a juicios éticos, se han encargado de retransmitir toda la secuencia del trágico accidente. Múltiples cámaras mostrando la caída, focos sobre las lágrimas del padre de Simoncelli para dar carnaza a la audiencia. En nuestras casas nosotros miramos la televisión sin inmutarnos o al menos manteniéndonos en el mismo canal para no perder detalle alguno.
 

Segunda escena: Aparece Gadafi ensangrentado mientras es apaleado por sus detractores. A veces la rabia de un pueblo es imposible de esconder bajo ninguna educación ni estímulo buenista. El dictador había muerto y las imágenes de su asesinato (porque al fin y al cabo eso es lo que ha sucedido) son el pan, y aquí pan tiene doble sentido, de nuestro días o mediodías. Miramos sorprendidos pero nunca apartamos la vista de la televisión.
 

Los medios tratan las noticias como quieren sin atender a ningún criterio ético. La violencia se extiende en un cuadrado y a los telespectadores parece darles igual. ¿Quién ha cruzado la linea de la moral? Todos: Una televisión que quiere vender y unos consumidores que sólo queremos carnaza informativa. Luego si no vemos a Osama Bin Laden lleno de sangre y tumbado en un colchón mugriento, nos enfadamos y empezamos con conjeturas estúpidas sobre la autenticidad del asesinato.
 

De todos modos debemos añadir un elemento a nuestro análisis. Cada día los medios de comunicación tradicionales están más desfasados. Recordemos por ejemplo el caso de Strauss-Khan. En este caso el gobierno francés pidió a los medios que vigilaran la información que emitían para no desprestigiar la imagen del país vecino. Los medios atendieron a la suplica y emitieron con cuentagotas todas las imágenes del preso por abuso sexual en los tribunales de Nueva York.
Por desgracia los mass media convencionales ya no tienen la fuerza que habían tenido en el pasado. Ahora llega otro vendaval informativo que es incontrolable. Nos referimos a las imágenes grabadas por móviles y a los videos aparecidos en las redes sociales. Eso nos hace pensar que la información ha adquirido un nuevo grado. Los organismos de control de lo que puede y no puede verse están en frente de una tarea inabarcable. 
 

No es nada extraño entonces que la televisión copie las formas de difusión de la red. Si no es así va a quedarse rezagada.