Actualizado el 16/04/2019

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. Faltan mujeres en las Nuevas Tecnologías

Faltan mujeres en las Nuevas Tecnologías

Escrito por Tecnonews el 07/03/2017 a las 17:25:54
1360

Las mujeres no están representadas en las Nuevas Tecnologías. Los datos dicen que en España el 70 por ciento son hombres mientras que el 30 por ciento restante lo conforman mujeres. Podríamos despachar este debate de forma sencilla afirmando que no pasa nada pues en otros sectores las mujeres son mayoría y no nos ponemos las manos a la cabeza. Hablamos por ejemplo del sector de la educación primaria o el sector de la salud. Se trata de una forma falaz de resolver la cuestión y que pasa por alto las trampas de la división de género  que se esconden detrás.

 

¿Por qué son tan necesarias las mujeres en el sector y por qué es necesaria la paridad? Vivimos un proceso de feminización de nuestras sociedades que tiene como objetivo hacer de los países en los que vivimos lugares mejores. Cuando se trata de las Nuevas Tecnologías esa necesidades es doble. La razón de ello es que la industria dedicada a este ámbito se ha erigido en los últimos años como la piedra angular de una cambio social en el que estamos inmersos. Es por ello que son necesarias las mujeres en el sector para que de este modo den un punto de vista del que carecen los hombres. La tecnología o será también femenina o será incompleta.

 

Por otro lado si en gran parte las mujeres deciden no escoger el sector de las Nuevas Tecnologías algo más tendremos que decir del sector en el que nos encontramos. No podemos resolverlo afirmando que a los niños les gusta más los legos y a las niñas las muñecas. Además de ser una afirmación de lo más burda, demuestra una falta de rigor y de autocrítica dentro de nuestro sector. ¿Quizás se debe a que en otros sectores como el de la salud o la educación los sueldos son más equitativos porque están normalmente legislados de forma pública? Deberíamos al menos planteárnoslo.

 

Ciertamente, el sesgo de la diferencia entre hombres y mujeres en las Nuevas Tecnologías se articula en las edades tempranas; eso es en la educación primaria. En este ámbito todos y todas somos responsables del mensaje que se lanza a las nuevas generaciones: ¿Por qué seguimos hablando de trabajos de hombres y trabajos de mujeres?

 

Por otro lado, las cifras inferiores de mujeres en el sector de las Nuevas Tecnologías también se deben a la falta de perspectiva laboral. Las mujeres, en un ámbito como éste, se encuentran sin expectativas de alcanzar los puestos más elevados de empresas siempre copados por hombres. Algunos dirán que se debe a los méritos, con todo debemos preguntarnos cuántas mujeres en puestos de alto rango conocemos en este sector. En un experimento social llamado el efecto Jennifer-John se entregaron currículums exactamente iguales de un hombre y una mujer a 127 profesores. Los hombres obtuvieron por goleada el trabajo ficticio. Si eso es así en un ámbito universitario ¿qué ocurrirá en la realidad?