Actualizado el 18/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. Fábula del paladín fondón y la princesa morena

Fábula del paladín fondón y la princesa morena

Escrito por Tecnonews el 16/02/2011 a las 00:40:02
2966

El otro día, un domingo cualquiera, encendí el televisor a eso de las diez, hice zapping y de entre la enorme opcionalidad de canales terminé por sumarme como otros televidentes a la televisión pública. Que de tanta oferta me quedé con la boca abierta que ya tenía es otro tema de debate que aquí no queremos tratar esta vez.

 


Volvamos al tema que nos ocupa. Acabé en TVE y me encontré viendo una gala de entrega de premios. Me dijeron que los llaman Goya. La cuestión es que yo pensé que estaba frente una batalla sin cuartel frente un señor fondón de gafas de pasta y una señora de cabello negro y orejas salidas, bastante guapa.
 

 

Salía el tipo que era el presidente de no sé que academia en su último discurso como presidente de esa academia hablando de un tema que sí que conozco; hablaba de la propiedad intelectual.
Las cámaras enfocaban consecutivamente los rostros de ambos personajes que parecían un tanto enfadados. Tal y como luego he sabido el señor fondón está a favor de internet y los modelos de difusión cultural que este propone. Por extensión la señora de las orejas salidas debía estar en contra. Parecían realmente muy enfadados.

 


Luego un amigo experto me lo explico. El fondón es Alex de la Iglesia y la morena es la ministra Sinde. Entonces lo vi claro en esa exposición teatral de la realidad de la cultura en Internet: todos están equivocados. El señor de la Iglesia pretende convertirse en el paladín de los internautas y a la manera de rambo abandonar su cargo de presidente (es el presidente rambo). La señora pretende ser la protectora de los artistas y el gobierno (sin duda una extraña unión que yo educado bajo preceptos marxistas no entiendo pues a mi me dijeron que el arte estaba reñido con el poder).
 

 

La cuestión es que ambos con sus posturas denostadamente enfrentadas están equivocados creando una situación antitética. También lo estamos los internautas al decidir que bando escoger: el del paladín con quilos de más o el de la princesa de las orejas salidas.
 

 

La cultura debe ser libre. De todas formas me gustaría que alguno de estos enmascarados tan de moda ahora, durante dos años (tiempo medio razonable) escribiera un libro para luego ver como no obtiene nada por él.