Actualizado el 15/07/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. El rey y el heredero

El rey y el heredero

Escrito por tecnonews el 29/03/2016 a las 23:19:10
2166

29 de marzo de 2016 será una fecha recordada en el mundo tecnológico y empresarial. Más allá de grandes sucesos, lo ocurrido es la dimisión del presidente ejecutivo de Telefónica Cesar Alierta.

 

Las andaduras de Alierta en la mayor compañía de telefonía española y una de las más importantes del globo, tuvieron sus inicios allá por el año 2000. Alierta tenía poca experiencia en el mundo de la telefonía pero consiguió que la empresa reencauzara su senda de beneficios aprovechando el tirón del mercado latinoamericano e incluso, en el año 2009 lideró una de las mayores alianzas empresariales del mundo con la operadora asiática China Unicom.

 

No todo han sido buenas palabras para el expresidente ejecutivo de Telefónica. Pues en un tiempo de crisis, algunos han criticado su sueldo astronómico (Alierta ha llegado a cobrar más de 10 millones de euros anuales siendo el tercer ejecutivo español más bien pagado) y también ha sido puesta en duda su gestión laboral de la compañía de telefonía.

 

Más allá de eso, pues opiniones sobre uno de los hombres más poderosos del país habrá para dar y para tomar, ahora queremos centrarnos en la figura que va a sustituirle. José María Álvarez-Pallete nació en Madrid el año 1963 y según afirman los analistas, su carrera ha sido desde sus inicios fulgurante. Economista de formación, pasó a formar parte de las altas esferas de Telefónica con tan sólo 35 años. En 2012 fue nombrado consejero delegado y durante estos cuatro años Alierta se ha encargado de traspasar el poder que tenía en su haber a su pupilo. Se trata pues de un nombramiento a dedo al más puro estilo dinástico.

 

Con toda esta información debemos hacernos dos planteamientos. En primer lugar cabe destacar la fórmula sucesoria que se vive en este tipo de empresas. ¿Es lógico que firmas de calado internacional y que en su día fueron (y de hecho en algunos aspectos siguen pareciéndolo) tengan una sucesión tan antidemocrática desde el punto de vista accionarial? En una era como la actual de debate sobre la democracia en todos sus estratos la cuestión es, cuanto menos, debatible.

 

En segundo lugar hay que mentar la procedencia formativa de los dos presidentes, el saliente y el entrante. Mientras Alierta se licenció en derecho por la Universidad  de Zaragoza, Álvarez-Pallete es como ya hemos dicho, economista. ¿No tendría sentido que el presidente de Telefónica fuera Ingeniero? Dificilmente vemos a ingenieros de telecomunicación dirigiendo bufetes de abogados. Dígannos ilusos pero parece que eso sería lo más sensato y por lo tanto también es algo que preguntarse.