Actualizado el 17/02/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. El mal para Catalunya es mal para España

El mal para Catalunya es mal para España

Escrito por Carles Martin Badell el 17/10/2017 a las 18:39:41
4123

(Director Tecnonews)

Esta es la semana de los encarcelamientos, sin embargo, la semana pasada fue la de la fuga de empresas; o para ser más exactos la semana del cambio de sede social de las empresas. Es lo que tiene el convulso momento que vivimos en España y Catalunya: cada día hay sorpresas.

 

Ciertamente, para los independentistas ha sido un golpe duro que las grandes joyas de la corona empresarial decidieran marcharse. Lo que no se ha explicado tanto es que para España esa misma fuga resulta un varapalo igualmente duro. La confianza externa en el sector empresarial del territorio español en su conjunto está mermándose cada vez más. Es por este motivo que no podemos determinar si el decreto expres firmado por el gobierno para promover la fuga de sedes sociales va a resultar una buena opción a la larga.

 

Pero más allá de esto, lo que nos interesa en Tecnonews es el comportamiento del sector tecnológico en la diáspora. A principios de la semana anterior se debatía sobre dónde acabaría el Mobile World Congress, uno de los imanes empresariales más potentes con los que cuenta Catalunya. Las dudas se disiparon para alegría de unos y pesar de otros cuando la GSMA, el ente organizador del MWC afirmó que en 2018 se celebraría el evento en la Ciudad Condal del día 26 de febrero al día 1 de marzo. Lo que suceda a partir de la fecha es una incertidumbre y los organizadores han dicho que estudiaran qué hacer.

 

Barcelona por un año puede respirar tranquila. Los más de 450 millones de euros y más de 13.000 puestos de trabajo que genera se quedarán allí.

 

Lo que demuestra la lucha “por las sedes sociales” es en realidad el grado de testosterona que hay en ambos bandos del conflicto. Mientras unos se frotan las manos viendo como Catalunya pierde compañías (las sedes), otros afirman que eso da igual, que cuando se independice el territorio ya volverán. Con el MWC sucede lo mismo: ¿Alguien intuye el mal que causaría que el evento de telefonía más importante del mundo se fuera de Barcelona? ¿Alguien puede entender el trabajo hecho que hay detrás de un evento que ya ha arraigado en la ciudad? Desear que el MWC se mude (sea cual sea la parte del conflicto) es desear que España, Catalunya, Barcelona, el mediterráneo occidental, la Europa del Sur pierda potencia.

 

Se mire como se mire, si Barcelona pierde, pierden todas esas zonas que hemos nombrado.