Actualizado el 20/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. El futuro de la noticia

El futuro de la noticia

Escrito por tecnonews el 04/12/2012 a las 21:32:04
2661

Después de mucho tiempo y muchos capítulos el culebrón entre Google y los editores de prensa se merece más que una noticia, se merece nuestra editorial.

 

Para aquellos que no hayan seguido los acontecimientos, los sucesos han transcurrido de la forma siguiente: Los editores brasileños han decidido no ofrecer más sus noticias a Google para que las exponga de forma gratuita en la red. Eso ha generado un efecto dominó que ha traspasado las costas del Atlántico para sacudir a los diarios franceses. Más tarde han sido los editores alemanes junto con los italianos los que han seguido el ejemplo de los franceses. Por último, han surgido dentro de España voces disconformes con Google y sus prácticas. En nuestro país además con morbo incluido pues tras ser nombrado como presidente de la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE), José María Bergareche ha dimitido a los pocos días alegando problemas personales. Él había sido una de las voces más contrarias a la actitud de Google y proponía revisar las leyes. Bergareche se va, tal y como afirman las malas lenguas, dejando -es un eufemismo porque no se puede dejar algo que no se ha tenido- un agujero económico de 275.000 €.

 

En resumen, un culebrón con todas las letras de la palabra. ¿Mientras, qué hace Google? Pues los representantes de la empresa estadounidense en cada caso han actuado de una forma u otra. Si en Brasil y Francia han chocado frontalmente con los editores en Alemania han suavizado su discurso.

 

La pregunta que todo el mundo se hace y que muchos responden es si resulta lícito que Google se beneficie de noticias que no son suyas o por sí lo contrario es un paladín de las libertades en la red.

 

La verdad es que los editores están por su parte desfasados en un mundo que prospera a marchas forzadas. No pueden mantener su negocio hegemónico cuando, como todos recordamos, el primer "periodista" que habló de la muerte de Bin Laden fue muy a pesar de la prensa convencional, un tuitero. Por su lado, Google no puede combatir cualquier argumento que vaya en su contra con la palabra libertad. Todo lo que no es bueno para Google va en contra de la libertad...