Actualizado el 12/11/2019

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. Ejercicio de fe

Ejercicio de fe

Escrito por tecnonews el 09/05/2012 a las 06:32:09
2154

La fe no es la virtud más desarrollada en los tiempos que corren; más cuando quienes por profesión se dedican a decir la verdad, son los mismos que juegan constantemente con ella.

 

Así parece fácil creer que las medidas llevadas a cabo por Europa para poder salir de la crisis son una treta más de la política para salvaguardar los intereses electorales de algunos. Hagamos un ejercicio de fe, asumamos que ciertamente las gestiones hechas desde Bruselas y los otros centros neurálgicos del viejo continente, van a hacer remontar la economía. Nos encontramos entonces con otro necesario ejercicio de fe. Creer que España podrá acompañar a los otros países del continente en dicha recuperación.

 

Sin lugar a dudas es quizás este credo el más complicado de asumir. ¿España saliendo de la crisis con Alemania o Francia? Suenan las risas. Tal vez cuando los cacareos dejen de oírse podamos analizar si esta afirmación tiene algo de verdadera.  

 

Lo que ya no es un dogma típico de las épocas negras es lo que sucede con los informáticos. Según las estadísticas actuales este sector se encuentra en un momento dulce (dulce en comparación con la amargura generalizada). Es en realidad una mota de luz en el camino negro por el que andamos. El sistema actual en el que cada vez tiene más peso la tecnología hace que la profesión haya sido revalorizada.

 

Pero, ¿podemos ser optimistas en general y en el sector de las NNTT en particular? Debemos ser optimistas porque sin este valor todo está perdido. Ejemplos como las declaraciones malogradas de Felip Puig afirmando que los jóvenes (igual que ha podido hacer su hija) deberían marchar a otros países para buscarse la vida, dan ejemplo de la mentalidad más extendida.

 

¿Por qué no nos quedamos en el barco aunque se hunda? Miremos a los informáticos, ellos gozan de la luz del sol subidos a los mástiles más altos de la embarcación.