Actualizado el 11/01/2022

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Editoriales
  4. >
  5. Bienvenido Mr. Mas

Bienvenido Mr. Mas

Escrito por Redacción TNI el 01/12/2010 a las 00:32:00
2184

Hay cambios que son esperados por mayorías. A las urnas nos remitimos. No es que se pueda decir exactamente porqué. Quizás por hastío, por la percepción de falta de liderazgo, por la percepción de deterioro o por un conjunto de pequeñas o grandes cosas que juntas producen un cansancio social. Un gobierno que se suponía era el de la libertad, ha acabado prohibiéndolo todo y sobre todo, los unos por los otros, bloqueándolo todo. La ropa sucia se debía haber lavado dentro de casa.

 


Y no solo esto, la administración además también los unos por los otros, como dijimos hace poco, ha crecido en demasía.
 

 

¿Y ahora qué? A pesar que CiU ha esperado 7 años, y que esto haya sido más o menos duro, lo realmente complicado viene ahora.
 

 

Adelgazar la administración pública evidentemente quiere decir reducir salarios de nuevo, reducir Consejerías, eliminar entidades que no sean estrictamente necesarias ya sea cerrándolas o vendiéndolas en el mejor de los casos al sector para que sea este quien las reduzca con un coste político menor y en el peor de los casos reducir personal con un coste social importante.
Artur Mas tiene razón en dos cosas que repitió hasta la saciedad el pasado domingo después de saberse ganador: Humildad es lo que nos debemos aplicar primero y lo segundo,  y más importante, todos tenemos que arrimar el hombro.
 

 

Efectivamente, la humildad es muy necesaria si quieres que alguien te ayude. Ya sea a nivel político como a nivel social. Esto vale tanto para los vencedores de las elecciones como para los que han perdido. Para los ganadores ya que el mensaje está claro queremos un cambio. Queremos algo diferente. Para los perdedores no vale con decir que no hemos sabido transmitir lo que hemos hecho. Falso. Lo que se ha transmitido durante estos años no ha gustado a la mayoría. Una cura de humildad de años en la oposición no estará mal. Nos gustaría la humildad, pragmaticidad y clarividencia de Montilla en otros líderes del actual gobierno.
 

 

Por otra parte al futuro presidente de la Generalitat nadie le puede atribuir que él es el responsable de la situación actual. Por tanto moralmente tiene la baza de poder solicitar reducir salarios para minimizar los despidos. Si la sociedad no está dispuesta a hacer el esfuerzo, habrá más paro.  

 


En definitiva se ha solicitado un cambio que seguramente pasará por delante nuestro con más pena que gloria como el americano en la película de Berlanga.
 

 

Esperemos que por lo menos sepa activar de nuevo la economía y salgamos del agujero donde estamos metidos.
 

 

Alguien decía la derecha está para crear riqueza y la izquierda para repartirla. Hemos repartido más de lo que teníamos. Ahora se ha de crear de nuevo. Pongámonos a ello…