Actualizado el 22/05/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL

400

Escrito por tecnonews el 15/07/2014 a las 22:26:46
1828

La editorial de esta semana debía ser de celebración, por desgracia la situación económica del país y una noticia recientemente aparecida en los medios de comunicación, han agriado nuestro aniversario.

¿El motivo de celebración? ¡Este es el número 400 de nuestra revista! Se dice pronto pero lo cierto es que estos 400 números han transcurrido, agradablemente, más despacio; tan despacio como 7 años y miles de noticias publicadas.

Dicen que esa cifra, los 7 años, son los necesarios para que todas las células de nuestro cuerpo sean sustituidas. Dentro de siete años, lector, su cuerpo será absolutamente distinto al de ahora. En 7 años han pasado muchas cosas y podríamos afirmar que el cuerpo que constituyen las NNTT han cambiado muy profundamente. Actualmente cuesta de reconocer un mundo pasado en el que apenas despuntaban los primeros Smartphones, en el que el aparato de moda era el iPod, en el que Bill Gates era el verdadero magnate de la tecnología y en el que España aún no había entrado en su personal crisis económica.

Cuando hemos empezado la editorial lo hacíamos con cierto recelo a ser triunfalistas.  Una noticia nos ha demostrado una vez más que en los 400 números que han transcurrido algunas cosas, para mal, no han cambiado.

Hace algunos días, como todo el mundo sabrá, la empresa española Gowex era acusada por Gotham City Research de cometer fraude fiscal. La empresa de análisis económico con nombre de ciudad de cómic, acusaba a la firma de wifi de falsear sus cuentas. Gowex había maquillado unos números deficitarios para atraer financiamiento en el Mercado Alternativo Bursátil.

Esta noticia no hace otra cosa que desprestigiar una vez más a las empresas españolas y es también un duro golpe para las NNTT del mismo país.

Lo que más pena nos da es que nuestro sector, un ámbito que creíamos alejado de las corruptelas que han caracterizado España en los últimos años, haya caído en las mismas dinámicas. No es sólo Gowex lo que se pone en juego con la estafa. ¿Cómo es posible que dicha empresa fuera enaltecida por responsables políticos como ejemplo de la España más innovadora recibiendo distintos galardones? ¿Cómo es posible que recibiera inversiones millonarias del estado para luego estafar a los inversores?

Llevamos 400 números y si mal no nos falla la memoria, es el primer caso similar que vemos. No decimos que no haya corrupción en las NNTT, de todos modos parecía un sector en el que las trifulcas de avaros eran menos intensas o al menos permitían que el sector siguiera funcionado. El caso Gowex demuestra que ni las NNTT están a salvo de la corrupción.