Actualizado el 03/04/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Campo Contrario
  4. >
  5. SGAE: la historia más grande jamás contada

SGAE: la historia más grande jamás contada

Escrito por Albert A. Martin Mestre el 14/07/2011 a las 17:04:09
7672

Seguidamente les ofrezco un análisis distinto sobre el caso de la SGAE. La mía no va a ser una valoración legislativa, ni judicial, ni tecnológica. La mía va a ser una visión estética de todo este embrollo que se ha creado a raíz del escándalo de corrupción.


Ni el mismísimo Shakespeare podría haber ideado una tragedia mejor: Se acercan las elecciones en el seno de la SGAE. El viejo monarca no ofrece signos de debilidad y los candidatos al trono alaban su gestión considerándola impecable. Es entonces cuando el huracán Shakesperiano se desata al conocerse que es el rey quien ha cometido el más gran de los delitos: Presuntamente, ha robado.


No me digan que no es estética esta versión. Lo tiene todo, un rey, unos herederos y una traición. ¡Por favor que venga Hollywood y lo explique! ¡Qué no venga Almodóvar pues no queremos saber las tendencias sexuales de los implicados!


Otra imagen fenomenal se nos queda después de estos días en la retina. La de la sede de la SGAE rodeada por hombres uniformados que antes eran el brazo activo y de condena de esta misma sociedad. Sin duda son instantáneas de una plasticidad brutal. Es como una especie de moraleja bíblica. Los soldados del reino que se vuelven en contra el grupo de elegidos (los legisladores) por herejía y blasfemia.


De todos modos esta historia llega a la categoría de encomiable cuando aparece la nota de comicidad. Puede entonces convertirse en uno de los clásicos de nuestros tiempos. Y es que en toda gran narración por muy fúnebre que sea, hay un deje de humor (muchas veces plasmado en ironía) que enriquece la experiencia del espectador.


En este caso el bufón como no podía ser de otro modo, es Ramoncín.


El pobre en un alarde de humildad se ríe de la caricaturización que hacen de él los medios en el peor de los momentos posibles. Como muchos sabrán el buque insignia de la SGAE ha realizado un anuncio para Trina…


En resumen, en lugar de indignarnos como hacemos siempre, gocemos de esta historia que la realidad (que a veces se aleja tanto de ella misma) nos ofrece.


Démonos cuenta después de reír que lo hacemos por no llorar.