Actualizado el 03/04/2020

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Campo Contrario
  4. >
  5. Proyectos Sociales y TIC

Proyectos Sociales y TIC

Escrito por Ricard Faura el 27/04/2011 a las 13:41:00
7110

(Cap de Servei de Societat del Coneixement)

Por desgracia, los proyectos sociales y la tecnología no siempre han ido de la mano, de hecho, existe un cierto distanciamiento entre estas dos realidades. ¿Que se puede hacer para evitarlo?

 

El concepto que se tiene de la tecnología como algo difícil de controlar, compleja, económicamente cara, choca con la visión de las personas que normalmente trabajan en proyectos sociales, donde la buena voluntad y la implicación personal tienen un peso específico.
La aparición del llamado universo 2.0 ha incidido de lleno con las posibilidades que tienen estas organizaciones de utilizar la tecnología en beneficio tanto de sus objetivos como de las personas, ya sea si trabajan en estos proyectos como si son sus beneficiarios.

 

Poco a poco, las TIC han ido cogiendo importancia entre las entidades del tercer sector, pasando de ser un gasto superfluo e innecesario a una herramienta que facilita un mayor impacto y rendimiento por un menor coste. Esta pequeña revolución que se está produciendo en el uso de las TIC en proyectos de carácter social, es posible siempre que exista una verdadera implicación de todos los actores en el proceso. El concepto de externalización apenas tiene cabida.

 

Hay pues que enfocar los esfuerzos en dos direcciones:

• Formación o capacitación de todos los actores.

• Creación o adaptación de herramientas que respondan a las necesidades, para ello se precisa la implicación de los que llamamos conectores de estas entidades o personas que desde dentro de la organización, facilitan la participación en estos proyectos, y a su vez hacen de correa de transmisión dentro de la propia organización. Estas personas serán los "agentes concienciadores" que pondrán de relieve la importancia de utilizar las TIC y, si puede ser, serán los encargados de buscar las posibles herramientas, facilitando su implantación.

 

En este punto es cuando tanto la aparición de la llamada "nube" así como la utilización de las herramientas basadas en software libre, hacen y harán mucho por la definitiva consolidación del uso de las TIC en este sector.

 

Cabe destacar el "factor humano", tan importante en la consolidación del uso de las TIC entre la ciudadanía, en los entornos donde se trabajan proyectos sociales es aún más relevante, de hecho es totalmente imposible su introducción y consolidación sin el acompañamiento de los importantes "conectores" y la implicación de toda la organización en general.

 

Ahora pues, empieza un nuevo reto para el tercer sector y las entidades que colaboran con ellos, incorporar las TIC como un elemento integrado en su propio ADN ya que hemos de sumar a todos los beneficios que hemos comentado la facilidad de estar cerca del ciudadano, conocer sus inquietudes, sus críticas y porqué no, facilitar sus aportaciones y el control de las mismas. Difícilmente podremos concebir cualquier proyecto social, por pequeño que éste sea, sin su componente TIC, ya no es una cuestión de modernidad, es más una cuestión de cercanía, eficiencia y eficacia.