Actualizado el 19/10/2014

Los operadores móviles tendrán que desviar su tráfico a otras redes
Escrito por Jose Manuel Huidobro el 21/09/2011 a las 18:48:31
(Ingeniero de Telecomunicación)

La proliferación de dispositivos móviles dotados de alta capacidad para procesar tráfico de datos, principalmente teléfonos inteligentes (smartphones), netbooks y tablets, etc., y la aparición de nuevos agentes, como los OTT (Over The Top), como es el caso de Google, YouTube, Yahoo, Skype, etc., está haciendo que los operadores móviles se vean en serias dificultades para manejar todo el tráfico que éstos generan y que van a parar a sus redes, por lo que han de explorar algunas alternativas para desviarlo, como puede ser la utilización de femtoceldas, redes Wi-Fi, y otras similares.

Según un estudio publicado por Juniper Research, el volumen de tráfico de datos móviles generados por los smartphones y tablets sobrepasará los 14.000 PB en 2015, equivalente a 18.000 millones de películas. Sin embargo, la presión en las redes móviles disminuirá debido a que el 63% del tráfico, unos 9.000 petabytes, irán a través de redes Wi-Fi y/o femtoceldas.

Una de las cuestiones que preocupa a los operadores móviles es cómo hacer frente al incremento exponencial del tráfico que demandan sus usuarios y, por eso, emplean estas técnicas para optimizar la capacidad que tienen sus redes, unas veces para salvar la falta de capacidad hasta que desplieguen nuevas infraestructuras (antenas, estaciones base, y redes) o retrasar inversiones, y otras para mantener la calidad del servicio.

El tráfico de datos se multiplica en por un factor elevado cada año, mayor que el de soporte de tráfico de las redes, por lo que los operadores móviles deben centrarse en ofrecer paquetes de conectividad, no en si su tecnología es 2G/3G/4G o Wi-Fi. Es más, deberían alentar la descarga Wi-Fi ofreciendo puntos de acceso Wi-Fi gratuitos con sus planes de datos móviles, pero esto es una idea que no convence a todos, ya que detrás ha de estar un modelo de negocio que la soporte y eso es algo que aún no está del todo definido, por lo que habrá que esperar aún algún tiempo, aunque ya son varios los operadores que ofrecen esta posibilidad, sobre todo en los Estados Unidos, pero en algunos casos solo para ordenadores portátiles y tablets, no para smartphones.

A largo plazo, es probable que una gran parte de los bytes de datos móviles vayan a través de redes Wi-Fi, pero las redes 2G/3G/4G (GUL) seguirán siendo necesarias para proporcionar una ruta de respaldo cuando no haya cobertura Wi-Fi disponible, y los operadores móviles que reconozcan esto podrán seguir liderando el mercado si se centran en facilitar la conectividad para sus clientes, independientemente de cuál sea la tecnología involucrada y los que no lo hagan podrían quedarse fuera de juego y perder una parte importante de su negocio.

José Manuel Huidobro

 




Enviar a amigo Imprimir Modificar texto
Vota: