Actualizado el 17/01/2017

icon Facebook icon Twiiter icon RSS icon EMAIL
  1. Portada
  2. >
  3. Opiniones
  4. >
  5. Big Data: ¿A que nos referimos cuando hablamos de Big Data?

Big Data: ¿A que nos referimos cuando hablamos de Big Data?

Escrito por Jordi Torres el 12/02/2013 a las 14:52:27
4565

(Professor UPC. BSC-CNS)

No hay una única definición de consenso para este nuevo fenómeno aunque en general podríamos considerar como Big Data todo lo referente al hecho de que los datos se han vuelto tan grandes que no se pueden procesar, almacenar y analizar mediante métodos convencionales. A menudo para caracterizar este fenómeno se recurre a lo que se conoce como las 3 V en referencia a volumen, variedad y velocidad. El volumen del universo digital sigue expandiendo sus fronteras y se estima que ya hemos superado la barrera del zettabyte (billón de gigabytes). Y la velocidad a la que generamos estos datos es muy elevada, siendo la proliferación de sensores un buen ejemplo de ello. Y en concreto, los datos en tráfico –datos de vida efímera, pero con un alto valor para el negocio– crecen más deprisa que el resto del universo digital.  Además estos datos presentan una gran variedad, ya que no solo crecen sino que también cambian su patrón de crecimiento aumenta el contenido desestructurado.

 

El origen de los datos para una empresa puede ser diverso. Por ejemplo, le pueden llegar de sus propios sistemas de información de apoyo a las ventas o de interacción con sus clientes, así como estar generados por las máquinas o sensores incrustados en cualquier tipo de dispositivo o producto de la empresa. Y no olvidemos la información que circula por las redes sociales sobre una determinada empresa, que sin duda es muy valiosa para esta. Pero hay otro origen muy importante de los datos en el mundo Big Data, representado por las plataformas de información que varios gobiernos están abriendo y se conoce como Open Data (datos abiertos). Estos datos públicos pueden ser informes, mapas, estadísticas, estudios, análisis, creados y gestionados por la administración en todos los ámbitos (sanidad, economía, educación, población, etc.), que son de gran interés público, y  permitan a terceros crear servicios derivados de dichos datos. Pero el papel protagonista en el open data es el de ciudadano.

 

El usuario conectado a la red es una gran fuente de información. Al compartir lo que vemos (información de tráfico, opiniones, accidentes, etc.), el lugar donde estamos (geolocalización) o las imágenes que captamos, estamos construyendo, entre todos, una gran inteligencia colectiva de dimensiones Big Data. 

 
 
Jordi Torres, experto en Big Data en la UPC Barcelona Tech y el Barcelona Supercomputing Center